Publicado el:
Nov
24
Sociedad y Política

La experiencia de trabajar por la paz de los estudiantes de El Bosque

Marya Carolina Rodríguez, estudiante de Ciencias Políticas, nos cuenta cómo gracias a sus prácticas profesionales pudo aportar a la paz del país.
La experiencia de trabajar por la paz de los estudiantes de El Bosque

¿Sabías que puedes desarrollar prácticas profesionales y a la vez aportarle a la paz en Colombia? Para Marya Carolina Rodríguez, estudiante de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad El Bosque esta fue una de las experiencias más significativas dentro de su carrera, ella estuvo en Gaudalupe, Antioquia desarrollando su práctica profesional con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia –PNUD– “Manos a la Paz”,  enfocado en crear y desarrollar acciones de construcción de paz.

Para hacer parte de esta iniciativa promovida por la Alta Consejería para el Posconflicto y el PNUD, Mayra se presentó en la convocatoria del Programa, tan solo debía cumplir con cuatro requisitos básicos: ser mayor de edad, cursar de séptimo semestre en adelante, poder vivir en un municipio diferente al de residencia, y tener un gran interés por ayudar a construir paz en Colombia.

En su práctica profesional, Marya apoyó la formulación de un proyecto con el PNUD y las Empresas públicas de Medellín –EPM–, que posteriormente se enfocaría en construir acciones basadas en la sostenibilidad para la paz, y a la vez, impulsar el empoderamiento de la comunidad para que por sí mismos conocieran y aplicaran estas iniciativas que les permitirán mejorar su calidad de vida y construir nuevos entornos para la paz.

Allí, Marya resalta que obtuvo varios beneficios en diferentes aspectos, por ejemplo  comprendió y ejecutó las bases de proyectos para mejorar la calidad de vida de comunidades bajo diversas condiciones espaciales o sociales y a aprendió cómo materializar ideas que le aporten a ciertos entes gubernamentales a nivel local o regional. Por otra parte, el aspecto personal desde la convivencia con personas de otras regiones, con un bagaje cultural diferente y en un espacio desconocido en el que tuvo que aprender a expresarse y manejar su vida de forma independiente viviendo en Antioquia, le permitió a Marya crecer en otros aspectos distintos al profesional.

Marya obtuvo varios beneficios, por ejemplo comprendió y ejecutó las bases de proyectos para mejorar la calidad de vida de comunidades y a aprendió cómo materializar ideas a nivel local o regional.

¿Te gustaría vivir una experiencia profesional, aprender y desarrollar nuevas capacidades para dar tus aportes a la construcción de paz en Colombia como lo hizo Marya? Conoce los requisitos y postúlate a la convocatoria Manos a la Paz.